Maserati Innovation Lab

Maserati Innovation Lab es el centro de ingeniería de Maserati en Módena. Es en esta instalación de excelencia donde se desarrollan todos los modelos Maserati de hoy y de mañana. Aquí, los procesos digitales apoyan el desarrollo del producto, aplicando la fórmula exclusiva de Maserati que adopta un enfoque integrado para priorizar el factor humano desde las fases iniciales: el enfoque al cliente se incorpora al mundo de la simulación virtual con una mezcla exclusiva de hardware y software.

El Maserati MC20 comenzó a tomar forma en estos mismos laboratorios, donde los ingenieros de Maserati desarrollaron el diseño del automóvil.

Los procesos digitales para respaldar el desarrollo de productos se encuentran en tres grandes áreas: el Static Simulator, el nuevo Simulador dinámico DiM (Driver-in-Motion) de última generación con 9 grados de libertad y los laboratorios de desarrollo "User eXperience".

El Centro de Desarrollo de Productos (o Departamento Técnico) emplea a más de 1.500 técnicos (repartidos en las instalaciones de Via Emilia Ovest, Viale Ciro Menotti y Via Delle Nazioni en Módena, y las ubicaciones de Grugliasco y Balocco). El complejo Via Emilia Ovest en particular, con una superficie de 33.744 metros cuadrados (14.000 m2 de edificios y 19.744 m2 de patios), emplea a más de 1.100 personas, la gran mayoría de ellos ingenieros graduados, que proceden de 17 países diferentes. La población activa muy joven y dinámica tiene una edad media de unos 37 años; casi la mitad de los empleados tienen menos de 35 años y el 20% en realidad menos de 30. La organización se ha expandido considerablemente en los últimos años, atrayendo a los mejores talentos de las mejores universidades de Italia, con las que Maserati tiene asociaciones activas.

El desarrollo del MC20 en el Laboratorio de Innovación de Maserati

Más del 90% de la dinámica del MC20 se desarrolló con la ayuda de modelos virtuales, utilizando un enfoque innovador llamado Virtual Vehicle Dynamics Development, gestionado por Maserati internamente.

El método maximiza la entrada del desarrollo virtual en la aprobación final del automóvil y se basa en un modelo matemático complejo llamado "Coche virtual", que reproduce todos los sistemas físicos y lógicas de control del automóvil con impacto en la dinámica del vehículo. Durante el desarrollo, todos los ingenieros, asistidos por conductores de prueba expertos, trabajan en el "Virtual Car", para permitir la prueba en tiempo real de un gran número de configuraciones, con una selección paso a paso de las mejores soluciones técnicas, que luego se verificará durante la configuración final, perfeccionada mediante pruebas en carretera.

El desarrollo virtual del MC20 acortó los tiempos de entrega al permitir al equipo de ingenieros evaluar innumerables alternativas, con el fin de lograr la configuración óptima con bajos costos y mayor precisión, incluso antes de las pruebas en carretera de los prototipos. El papel central en esta operación fue desempeñado por el equipo de ingenieros del Maserati Innovation Lab, quienes pudieron explotar toda la tecnología disponible en los nuevos Modena Labs. El coche fue probado en el simulador, durante miles de horas de trabajo, por el piloto de pruebas Andrea Bertolini, quien se puso en contacto con los ingenieros de Maserati a diario para completar este proyecto futurista. Naturalmente, la puesta a punto final tuvo lugar en la carretera, que siempre ha sido el campo de pruebas fundamental para los conductores de pruebas de Maserati, para decidir las optimizaciones finales.

load more
no results
 
Permanecer en contacto
Regístrese aqui para saber más
Rellene todos los campos obligatorios.
SUS DATOS PERSONALES
*
*
*
*
PRIVACIDAD

Tras haber leído y comprendido la Política de Privacidad de Maserati,

*
*
*
*
*
*
*

*