DESCUBRA MÁS
VIEW ALL
HYBRID
BEV
Grecale
Ghibli
Levante
Quattroporte
GranTurismo
MC20
MC20 Cielo
Fuoriserie
Special Series
History
Values
Stories of Audacity
Store
Experiencias
Colaboradores
Legado
Fuoriserie
Maserati Connect
El legado Maserati
Financial Services
Maserati Approved
Servicio y Asistencia
Personalización
Maserati Club
Maserati Driving Experience
Ermenegildo Zegna
Shell
Sonus Faber
Tidal
Información general sobre servicios y asistencia
Programa de Mantenimiento
Extensión de Garantía
Programa de garantía Extra10
Pick-up & Delivery and Courtesy Car
Asistencia en Carretera
Atención Al Cliente
Guías y Documentación Maserati
Reservar una cita
Accesorios Originales
Ruedas completes Maserati
Recambios Originales
/
RÉCORD DE PISTA

RÉCORD DE PISTA

/
Competir para ganar. Nuestra historia se compone de victorias épicas, récords superados y pilotos indomables. Como Mario Umberto Borzacchini, que en 1929 estableció el récord mundial de la clase C al volante de un V4 de 16 cilindros de Maserati, a una velocidad de 246 km/h. O las muchas inconformistas que siguieron para dejar una huella indeleble en el mundo del motor, como Maria Teresa de Filippis.
/
THE 250F

EL 250F

/
Con su largo morro y su cola achaparrada, el 250F ha sido descrito como uno de los monoplazas más bonitos jamás construidos. Lanzado al estrellato poco después de su presentación, debutó en el Gran Premio de Argentina de 1954, donde Juan Manuel Fangio consiguió una gloriosa victoria. En 1958, fue la pionera Maria Teresa de Filippis quien estableció un nuevo tipo de récord al volante. 
/
DESAFIAR LAS EXPECTATIVAS

DESAFIAR LAS EXPECTATIVAS

/
Hay un momento en el que lo imposible se convierte en posible. Con solo 22 años, Maria Teresa de Filippis hizo su gran debut en el mundo de las carreras, dejando a sus colegas masculinos en la retaguardia. Victoria tras victoria, siguió desafiando los convencionalismos hasta 1958, año en que se convirtió en la primera mujer en competir en la Fórmula 1. El bólido elegido para la ocasión: un Maserati 250F. Con Maserati, de Filippis sintió que podía hacerlo todo, y así fue.