Fondo azul y violeta Fondo azul y violeta

Para viajar en el desierto es necesario reducir la presión de los neumáticos: es la razón por la que nos detenemos. El conductor sale del coche y con la ayuda de un manómetro portátil extrae el aire con un sonido que deja solo el rastro de su presencia antes de disolverse en el viento. Un bar de presión para los cuatro neumáticos. Es la única manera para que los 330 caballos de potencia del Levante Hybrid tengan el agarre necesario para quedar libres sin ahogarse con su propio impulso. Mientras tanto, una luz tenue comienza a describir una línea reconocible que da forma a la oscuridad. Amanece, el perfil móvil de un desierto que se abre durante kilómetros delante de nosotros y que estamos a punto de cruzar.