Este sitio web utiliza cookies de creación de perfiles de terceros para prestar servicios acordes con las preferencias mostradas en su navegación por el Sitio web. La navegación por este Sitio web entraña su aceptación del uso de estas cookies. Si desea oponerse a dicho tratamiento, lea las instrucciones contenidas en nuestra Política sobre Cookies.
Permitir todas las cookies

El rider inglés Jamie Barrow supera el Guinness World Record de velocidad en snowboard remolcado por un coche con la colaboración del Maserati Levante

La nueva marca se ha establecido en el lago helado de St. Moritz, en Suiza. Jamie Barrow y el Maserati Levante alcanzaron una velocidad máxima de 151,57 km/h.

El rider de snowboard más rápido de Gran Bretaña, Jamie Barrow, ha batido su propio Guinness World Record, marcando un nuevo récord en velocidad sobre una tabla de snowboard remolcada por un vehículo en los lagos helados de St. Moritz.

Barrow ya había conseguido el mismo récord en febrero de 2016, cuando registró a una velocidad de 99.87 km/h siendo remolcado por un automóvil sobre el mismo lago helado en St. Moritz. A pesar de batir el récord en 2016, Barrow siempre confió en poder conseguir una velocidad aún mayor. Aquel año la pista era un poco más corta de lo planeado originalmente y la nieve de la superficie no permitía el agarre necesario.

Esta vez regresó al lago con el potente SUV de Maserati, el Levante, un coche mucho más rápido que el usado en su último intento, que, además, estuvo equipado con neumáticos Pirelli Scorpion Winter. Estos neumáticos cuentan con 474 clavos por neumático, de 4 mm de largo, para permitir el mejor agarre posible sobre la superficie helada del lago.

El SUV de lujo de Maserati cuenta con un equipamiento tecnológico de última generación, incluyendo el Sistema Q4 Intelligent All-Wheel Drive de tracción a las cuatro ruedas y la recientemente desarrollada dirección EPS que dota al SUV de las mayores capacidades. Con el control de par variable, el Q4 Intelligent All-Wheel Drive siempre está activo y responde de inmediato a cualquier variación en las condiciones de conducción, proporcionando un rendimiento superior que fue indispensable en el Guinness World Record de Barrow.

Junto con el Q4 Intelligent All-Wheel Drive System, el EPS mejora el manejo del automóvil, administrando mejor los modos de conducción y habilitando las recientemente incorporadas funciones ADAS. Su avanzada tecnología permitió al Levante trabajar a la perfección sobre la superficie congelada del lago, sin perder un ápice de esa sensación dinámica de conducción propia de cualquier Maserati.

Debido a que el intento de récord tuvo lugar en un lago congelado, la seguridad y la preparación fueron un factor importante a la hora de planificar el desafío. La pista estaba cerrada, vallada y los operarios de pista prepararon la nieve especialmente para el intento de Guinness World Record.

Se tuvieron que cumplir estrictos criterios para que el registro cumpliera con las exigencias de un Guinness World Record. Algo que incluye completar la carrera cronometrada en ambas direcciones, con equipos de grabación especializados y la presencia a 100 metros de un oficial de Guinness World Records. Con 400 metros necesarios en cada extremo de la pista para que el Maserati Levante pudiera acelerar y reducir la velocidad de forma segura sobre la nieve, se realizó una carrera total de aproximadamente 900 metros.

La mañana del lunes 19 de febrero, en la primera ronda, se registró una velocidad máxima de 151,57 km/h. Siguiendo las estipulaciones de Guinness World Records, a la vuelta se registraron 147,72 km/h de máxima. De esta forma, el promedio registrado entre ambas carreras fue de 149,65 km/h, el registro final que se establece como nuevo Guinness World Record.  

Acerca de su nuevo Guinness World Record, Jamie Barrow dijo: "Estoy absolutamente encantado de haber roto mi propio récord. Siempre supe que se podía alcanzar mucha más velocidad con las condiciones adecuadas y, por supuesto, con el vehículo adecuado para remolcarme. El Maserati Levante hizo un gran trabajo sobre las condiciones heladas y nevadas, consiguiendo la tracción necesaria para alcanzar la velocidad máxima. Cuando alcanzas esas velocidades tienes una sensación de adrenalina increíble. Estoy contento de haber podido controlar mis nervios, mantener la tabla de snowboard en línea y finalmente conseguir el Nuevo récord mundial”.

Jacob Nyborg, Director de Marketing de Maserati SpA comentó: "¡Qué gran esfuerzo de Jamie para romper el récord! Tan pronto como hablamos con él sobre este intento, supimos que era algo en lo que teníamos que involucrarnos. El nuevo Maserati Levante ofrece un rendimiento espectacular y esta era la manera perfecta de mostrar sus capacidades todoterreno, ayudando a Jamie a batir un nuevo Guinness World Record. Estamos emocionados de ver qué le depara el futuro a Jamie y esperamos poder ayudarlo a alcanzar velocidades aún mayores en el futuro, es un atleta increíble".

El Maserati Levante fue proporcionado por Kessel Auto, el distribuidor oficial de Maserati en Lugano, que cuenta con un showroom en Sankt Moritz.

Encuentre su web local