Viajar también supone aprender que la naturaleza está más cerca de lo que pensamos, a pesar de que a veces necesitemos irnos para tener una perspectiva más amplia.

Muchas maravillas nos hacen plantearnos el poder de la naturaleza, pero nada como el mar para mostrar su alma híbrida: inquieto, como el flujo perpetuo de sus olas, pero también capaz de hacernos volar.

Volar sobre el agua: esto es lo que el escritor y el fotógrafo de nuestras Stories of Audacity hicieron en este segundo trayecto, gracias al trimarán Multi70 de Maserati y a Giovanni Soldini.

Prepárate para descubrir EL PODER DE LA NATURALEZA.

 

¡Adzmund Moïschel, mi hijo espiritual, gritó el capitán, qué bien soportó su desgracia!

¡Qué valor! ¡Qué intuición, cambiar rumbo! ¡Anticipársenos!

 

Antoine Volodine, Ángeles menores

AQUÍ.

Casi desafiante, la parte norte de la isla se levanta entre las llanuras cultivadas con olivos y plantas. Metro tras metro, se aferra a sí misma como un ciclista en una subida.

EL PUERTO.

En la parte nueva de la capital hay un puerto no comercial que alberga a los que deciden navegar.

LA GUÍA, EL MARINERO, EL VIAJE. TÚ.

Giovanni Soldini se ríe con ganas, abiertamente, como una explosión que, sin embargo, con rapidez deja paso a la seriedad.

LA SALIDA.

La salida se hace a motor. Si estás siguiendo al marinero que ha tomado la ruta de la tierra, te diriges hacia la majestuosa cima roja de la isla.

SONIDO.

Gracias a la tecnología del coche, cada deceleración o cada frenada es una acumulación de energía, y a medida que aumentas de velocidad en el trimarán, las olas son como las curvas de las montañas de Palma…

TECNOLOGÍA, POTENCIA.

En el mar o en tierra firme, la velocidad es una vocación, y cómo conseguir ese impulso es un compromiso de toda una vida.

EL FINAL DEL VIAJE.

Estamos en el clímax. Tu mirada se detiene en un punto lejano, para saber la distancia aún por recorrer.

EL SUPERHOMBRE.

Media hora más tarde, un coche y un trimarán entran al puerto después de un viaje simultáneo, las personas dejan de lado las sensaciones y las tecnologías…

PERFORMANCE CHARGED